Ciencia

Loading...

miércoles, 13 de octubre de 2010

pagina 39

3. Localización y prehensión del alimento.

a) Intervención de algunos de los órganos de los sentidos en la ubicación y selección del alimento.

b) Adaptaciones para la prehensión del alimento en pez, ballena y pato.

PEZ

Los órganos de sentido que les permiten localizar el alimento son los ojos, la mucosa bucal, las fositas olfatorias y la línea lateral.

Los peces poseen un campo visual limitado. Aun en las aguas más claras en la mayoría no es posible percibir ninguna sensación visual, aun "a una distancia de pocos metros. Pueden ver el color, pero muy poco el contorno de los objetos. Hay que recordar que tienen los ojos separados, a ambos lados de la cabeza.

Los peces son capaces de percibir el alimento y reaccionar ante él exactamente como nosotros, cqn placer o con repugnancia, según la impresión que obtengan por medio de sus órganos del gusto y del olfato.

El gusto está muy desarrollado en los peces. Las papilas gustativas se encuentran en la membrana mucosa de la boca y a veces también en la parte exterior de la cabeza, en las escamas y en las aletas.

La mayoría de los peces óseos tienen dos fositas olfativas, no comunicadas con la boca y en las que reside el sentido del olfato.

Los peces óseos suelen poseer una especie de sexto sentido ubicado en la llamada línea lateral, que es un sistema de tuberías a los lados del cuerpo del pez, que le permiten apreciar cualquier movimiento por cambio de presión en el agua que lo rodea.

El oído, que carece de pabellón auditivo, no es muy fino y no tiene importancia en cuanto a la ubicación del alimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada